AGV unidireccional y bidireccional: ¿cuál es la diferencia?

Los Vehículos de Guiado Automático, conocidos también por sus siglas en inglés (AGVs) son uno de los sistemas más populares y extendidos para la gestión de la logística interna. Se podría decir que son algo parecido a la evolución de los tradicionales toros o las traspaletas, que durante tanto han servido como método para transportar mercancías dentro de una planta. Evidentemente, el paso del tiempo y la aplicación de nuevas tecnologías ha hecho que este trabajo se robotice. El traslado manual ha dado paso al uso del AGV unidireccional y bidireccional, para mejorar el flujo de trabajo, la trazabilidad y la seguridad allí donde se instalan.

Display AGV Tatoma

Movimiento automático y sin conductor

El punto fuerte de un AGV es, sin ninguna duda, la gestión de tareas repetitivas y con alta cadencia. Generalmente, su utilizan para el transporte de carros pesados en un circuito y siempre siguiendo las órdenes que se han asignado previamente, que es realmente para lo único que se necesita la intervención humana: para programarlos. En este artículo puedes encontrar más información acerca de su funcionamiento.

Unidireccional y bidireccional: ¿cuál necesitas?

Lo cierto es que en el mercado existen múltiples sistemas de guiado, y son sus características las que determinan cuál es el idóneo para cada entorno. De todos los aspectos técnicos que pueden diferenciar un AGV, el sentido de la marcha es uno de ellos: tal y como sus nombres dejan entrever, los AGVs bidireccionales tienen la capacidad de circular en dos sentidos a lo largo del circuito, mientras que los unidireccionales solo siguen uno.

Una vez que se ha tomado esta decisión, en base a las características de la instalación o el tipo de carga, una empresa interesada en colocar un sistema AGV debe tener en cuenta que pueden guiarse mediante láser, puntos magnéticos, filoguiado, óptico, visión artificial o GPS. En el caso de Tatoma, contamos con una revolucionaria tecnología de guiado por banda magnética, que es uno de los sistemas más robustos, fiables y a la vez flexibles del mercado, aunando las ventajas de los mejores sistemas y eliminando los inconvenientes de otros.

AGV unidireccional Tatoma Tech

Tal y como se puede comprobar aquí, con una capacidad de carga de hasta toneladas, se guía por la cinta magnética, mediante transmisión por cadena. Además de todos los puntos mencionados ya, tiene la capacidad de detectar obstáculos por scanner laser, un pulsador de emergencia en la parte frontal, señal luminosa y sonora de presencia, además de 8 casos de seguridad en el scanner.

AGVs bidireccionales

Es posible elegir entre un modelo bidireccional S y L. Ambos se instalan rápidamente y su mantenimiento es tremendamente sencillo. Su radio mínimo de giro (otro dato que diferencia los distintos AGVs) es de 1.800 mm, con una velocidad máxima de 40 m/min (2,4 km/h).

¿Crees que alguno de estos sistemas es perfecto para la logística de tu empresa? Consulta con nosotros y te ayudaremos a elegir el AGV que necesitas.

Recommended Posts